Bru Recolons
Bru Recolons, presidente y fundador de la Fundación Impulsa Talentum.
ENTREVISTA A BRU RECOLONS

“Catalunya puede liderar la gestión del talento y del conocimiento”

El presidente y fundador de la Fundación Impulsa Talentum explica las novedades de la segunda edición del Talent Knowledge Congress, evento multisectorial con ponentes como John Hoffman (GSMA) y Michael Blackman (ISE) y una previsión de participación de más de 500 asistentes

El Talent Knowledge Congress, organizado por la Fundación Impulsa Talentum, será el espacio de encuentro para aquellas empresas que quieren adaptarse a los nuevos tiempos, prestando especial atención a la participación, colaboración y muy especialmente al talento de las personas. La segunda edición del Foro Internacional de Gestión del Talento y Conocimiento se celebrará los próximos días 15 y 16 de noviembre en la Torre Glòries de Barcelona y contará con ponentes como John Hoffman, consejero delegado de la GSMA, y Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la Unesco.

Su fundador, Bru Recolons, empresario y emprendedor catalán, explica que, desde este congreso, están gestionando una comunidad pionera y que están ayudando a cambiar las empresas. Para que sean más humanas, para que no se obsesionen solo con ganar dinero, para que conecten con las personas y con el mundo real. Antes del Talent Knowledge Congress, Recolons ha creado varias marcas y de ellas destaca “el derecho a fracasar”.

— Repetís el congreso por segunda vez y lo celebráis en Barcelona, ​​en la Torre Glòries. ¿Es el lugar ideal?

— Teniendo en cuenta el propósito del congreso, sí: ser el foro internacional del talento y del conocimiento, aportando soluciones a los retos de quienes toman las decisiones estratégicas. Entonces, debe hacerse en un ecosistema que va por delante, el de la gente transformadora, donde haya investigación, innovación, buenas universidades. Podríamos decir que el [email protected] lo representa muy bien. El año pasado aglutinamos a unas 250 personas y este año podrían asistir entre 500 y 800 personas.

— Anteriormente, han tenido lugar los summits, que son el hijo pequeño de este congreso y los organizáis fuera de Barcelona. ¿En qué consisten?

— Damos soluciones a los retos que tienen determinados lugares. Catalunya puede liderar la gestión del talento y del conocimiento. En cada territorio, el peso lo colocamos en distintos aspectos. Por ejemplo, en Sabadell lo hicimos en la reindustrialización 5.0, en el caso de Girona, en las experiencias. Toda la gente que mira hacia adelante está repartida por todo el país, sin embargo, están los que miran hacia adelante y los que trabajan el día a día.

— Se habla mucho de talento, pero explíquenos dónde se encuentra realmente.

— No todo el mundo tiene el mismo talento, pero todos tenemos y deberíamos identificarlo cuando somos muy jóvenes, en edades inferiores a los ocho años. La escuela y la familia debería focalizarse. El talento se encuentra en las cosas que haces disfrutando, de forma natural y de forma excelente. Es algo que no consideras que sea un trabajo, sino un placer.

— Entiendo.

— Tampoco estamos aprovechando bien el talento, estamos contratando a personas por su currículum y muy poco por las soft skills, que son las que en realidad serán determinantes. Cuando estamos trabajando, lo que se pone en práctica son estas habilidades (empatía, trabajar en equipo…). Son factores que los directivos y directivas tienen dentro de sus empresas y ni lo saben. Por último, vivimos en una parte del mundo donde se juzga el talento de forma negativa, por ejemplo, tenemos muy encima el estigma del fracaso. Cuando tenemos una persona que vale mucho, muchos directivos prefieren taparla porque tienen miedo, hay que hacer lo contrario. No estamos solo para ganar dinero, la gente que cree esto, tiene una vida muy miserable.

“Deberíamos identificar el talento cuando somos muy jóvenes, en edades inferiores a los ocho años”

— Por lo que dice, no faltarán directivos de recursos humanos en el Talent Knowledge Congress.

— Sí, pero hay más gente que toma decisiones y nosotros tenemos esa visión holística. Identificamos la problemática que por lo general tienen todas las empresas: la gobernanza, la asunción real de propósitos reales, que no sean propaganda. Si no tienes un propósito verdadero, tu empresa no se sostiene por ningún lado y no atraes talento. La gente quiere trabajar por algo más, aparte de dinero. Además, también analizaremos las nuevas herramientas de financiación que pueden ayudar a superar situaciones complejas y la valoración de todos los intangibles, que deberíamos ser capaces también de incluir en los balances.

— Los ejes de este año giran en torno al factor humano, en plena transición tecnológica. ¿Por qué habéis elegido este tema?

— En el corazón de las soluciones están las personas, las tecnologías son solo útiles. Existe la paradoja de que en un mundo donde hay más tecnología, cada vez es más importante las personas, porque sin ellas, las empresas desaparecen. Las empresas más relevantes, como las multinacionales, están teniendo muchos problemas para atraer talento porque deben aprender a gestionar personas y no números.

Talent Knoledge Congress
Imagen de archivo de la primera edición del Talent Knowledge Congress, con ponentes como Andreu Mas-Colell, Pilarín Bayes y Sor Lucía Caram.

— Las empresas temen deshumanizarse.

— La tecnología siempre ha servido para hacer el bien o para hacer el mal. Estamos ante esa decisión. No estamos discutiendo si una herramienta debe salir adelante o no, todas las tecnologías que hay pueden ser válidas, siempre que estén al servicio de la mejora de todos los seres vivos —no sólo del ser humano—. Ahora tenemos que volver a poner a las personas en el centro, política y filosóficamente.

— La otra palabra clave asociada al congreso es “conocimiento”, ¿sin una buena transferencia del conocimiento es posible fomentar el talento en un país?

— La transferencia del conocimiento es una asignatura pendiente, exceptuando algunos sectores como el químico. Mucha investigación se queda en cajones, esto es un crimen, porque son horas y esfuerzos de gente que muere y no se acaba de dar esta transferencia. Luego está la gestión del conocimiento, que requiere implantar estrategias en las empresas para evitar que no haya conocimiento escondido dentro de las organizaciones y aprovecharlo.

“Estamos gestionando una comunidad que es transformadora, que está ayudando a cambiar las empresas”

— ¿Qué caras conocidas habéis traído al Talent Knowledge Congress?

— Destacaría a John Hoffman, CEO de la GSMA; Michael Blackman, director del Integrated Systems Europe (ISE), Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la Unesco; Carlos Navarro, director general BASF Spain, y Jordi Gallés, presidente de Europastry, entre otros muchos.

—  ¿Cuál es el reto de esta edición?

— El pasado año fue una declaración de intenciones, este segundo año es una presentación hacia el extranjero. Por eso invitamos a todos los cónsules de la ciudad de Barcelona, ​​de modo que el próximo año podamos crecer con gente de toda Europa. Ahora estamos creando una Cátedra que contará con gente de universidades diversas, creando las bases para que todo esto crezca desde Barcelona pero agrupando a gente de todo el mundo. Con este proyecto queremos aportar todas las herramientas a las empresas e incluso al mundo público, que también es una empresa aunque no lo quieran admitir, porque gestionan nuestro dinero.

— Parece que no sigan las mismas normas, que vivan en un mundo paralelo.

— El objetivo real que tienen son las elecciones que vienen, cuando en el mundo real se juega en corto, largo y medio plazo. Ahora nadie está en Catalunya pensando a largo plazo, al margen de la construcción nacional. ¿Hacia dónde vamos? ¿En qué queremos convertirnos como país? Esto lo debemos pensar y debemos tener visión. Yo creo que sí que a nivel global tenemos cosas muy buenas, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), pero falta que la gente lo crea.