Jaume Collboni, teniente de alcalde de Economía.

Barcelona ayudará a las micropymes con créditos por 12 millones

El Ayuntamiento de Barcelona, a través de Barcelona Activa, se ha unido al ICF y a Avalis para ayudar a las micropymes de la ciudad a capear la crisis de la Covid-19.
B

arcelona avanza en la implantación de las distintas medidas impulsadas por el Centro de Respuesta Económica del Ayuntamiento de Barcelona (Cecore) para paliar las consecuencias de la emergencia sanitaria. A través de Barcelona Activa, el consistorio ha lanzado una línea de microcréditos junto al Institut Català de Finances (ICF) y la sociedad de garantía recíproca Avalis de Catalunya.

La línea, bautizada como B-Crèdits,  está dotada de 12 millones de euros y se destinará a hacer frente a los problemas de liquidez que sufre el tejido económico de la ciudad. Podrán acceder a esta financiación micropymes y autónomos, preferentemente de sectores muy castigados como la restauración, el turismo, las industrias creativas, la educación y el deporte, además de mujeres trabajadoras autónomas y empresarias que hayan sufrido los efectos de la Covid-19.

“Hemos diseñado un producto financiero que, además de estar avalado al 100% gracias al Ayuntamiento, permite a autónomos y microempresas mantener sus negocios y seguir creando e innovando, hasta que se produzca la recuperación de ingresos”, ha explicado el teniente de alcalde de Economía, Jaume Collboni. Según el edil, la clave de estos préstamos es que se conceden con un año de carencia, por lo que pueden convertirse “en una palanca más para la reactivación económica”.

La línea B-Crèdits se suma a las múltiples soluciones que ya habían puesto en marcha hasta ahora el ICF y Avalis para ayudar al tejido empresarial, con más de 1.100 millones de euros puestos a disposición de los distintos sectores económicos.

El importe de estos microcréditos será de 12.500 euros, que habrá que devolver en un plazo de cinco años, con el primero de carencia. Avalis avalará el 100% del préstamo y, a cambio, recibirá una aportación de dos millones de euros por parte del Ayuntamiento. Esta línea podrá solicitarse desde el 5 de octubre a través de la web de Barcelona Activa, aunque será Avalis quien apruebe y autorice o deniegue los préstamos, que serán otorgados por el ICF.