Agenda cultural mundo abril 2021

AGENDA CULTURAL
por JACOBO ZABALO

Una selección mensual de conciertos,
artes escénicas y exposiciones.

MÚSICA Y
ARTES ESCÉNICAS

MÚSICA Y ARTES ESCÉNICAS

01 / 04 / 21

Benjamin Grosvenor

Londres, Barbican, 10 de abril

“Prepárese para una velada mágica de romance y virtuosismo desenfrenados de la mano de uno de los pianistas jóvenes más brillantes y musicalmente inteligentes de Gran Bretaña”. Así presentan el recital de Benjamin Grosvenor en el centro cultural del Barbican. Una actuación a la que se puede asistir a distancia, gracias a un servicio de streaming. Nada se compara a la presencia en directo, pero -como pudimos experimentar en el caso de la actuación desde el Palau de la pianista Valentina Lisitsa- el despliegue de cámaras habilita una proximidad nueva, en cierto modo paradójica, que en cualquier caso ofrece matices de la interpretación que el melómano sin duda sabrá apreciar. El programa del evento se traslada con términos ciertamente enfáticos: “Desde la hermosa reverencia -como una oración- del Ave María hasta el gran drama y las altísimas melodías de la última sonata para piano de Chopin, prepárese para quedar totalmente paralizado mientras Benjamin Grosvenor evoca un paraíso romántico para los amantes del piano. Este es el programa perfecto para dejar volar su imaginación, mientras Grosvenor traza las fantásticas imágenes musicales de Ravel, con ninfas acuáticas y duendes asustadizos que se escabullen por los tejados, junto a las coloridas estampas argentinas de Ginastera, que rebosan de energía”.

Isabelle Faust y Cía.

Madrid, Auditorio Nacional, 9 de abril

El carisma de Isabelle Faust se manifiesta en el preciso momento en que empuña su violín y acomete la interpretación. De apariencia tímida y afable, demuestra el carácter que atesora y una técnica impecable, que ha convencido a audiencias de las mejores salas de concierto del

mundo. Ha deslumbrado como protagonista de conciertos para su instrumento y orquesta, pero también en formato camerístico, como el que se presentará en la presente ocasión, para tocar obras importantes del repertorio clásico -sin embargo, escasamente programadas- como son el septeto de Beethoven apodado Septiminio o la Serenata núm. 1 de Brahms para noneto de vientos y cuerdas. Y es que no es sencillo reunir a un elenco de solistas, con carreras habitualmente independientes, en conjuntos orquestales o en calidad de solistas, como la propia Faust. Una ocasión de lo más interesante, por tanto, para descubrir el genio de esos dos faros de la composición, volcado en obras que aun no teniendo envergadura sinfónica sí revelan la complejidad del entramado textual de sus sinfonías, con meritorias intervenciones individuales.


Dúo Mutter/Skride

Paris, Philarmonie, 28 de abril

En formato camerístico, no sólo en concierto, también se desenvuelve Anne-Sophie Mutter a las mil maravillas. En dueto, junto a la pianista Lauma Skride, promoverá la multitud de juegos de espejos y excursiones que proponen las obras

programadas. Un despliegue de medios solo aparentemente modesto, el de las obras de Mozart, Beethoven o Franck. El gusto clásico, equilibrado del primero le subsigue una expresión colorida y animosa de afectos, en una sonata -la de Beethoven- sintomáticamente apodada “Primavera”. Capítulo aparte merece la sonata de Franck, celebrada por su circularidad estructural y su carácter evocador, de aroma ya tardoromántico, que se ha querido vincular a la ficticia “Sonata de Vinteuil” concebida por Proust en su Recherche como narración musical del sentimiento que reúne a Swann y Odette.

.

El 'Orfeó' en Berlín

Berlin, Philarmonie, 29 de abril

La programación de una triple actuación del Orfeó Catalá en la Berliner Philarmoniker, junto a la mítica orquesta, no es algo que suceda cada día, incluso si el vínculo entre la asociación coral catalana -con sede en el Palau de la Música- y la entidad alemana no es nuevo.

En gran medida ese vínculo se fraguó gracias a la excelente relación del actual director artístico del coro, Simon Hasley, con el director Sir Simon Rattle, y que posibilitó que en la sala de conciertos barcelonesa ambos conjuntos interactuaran en temporadas pasadas. En la presente, en el sacrosanto recinto berlinés se podrán escuchar dos memorables composiciones de W. A. Mozart, como son la Misa en do mayor, "Coronación" y el juvenil motete referido por las primeras que pronuncia la soprano, “Exsultate, jubilate”, Kv. 165. En la segunda parte el protagonismo se cederá a la orquesta, dirigida por Kirill Petrenko: la Filarmónica de Berlín interpretará entonces una de las sinfonías menos conocidas de Chaikovski, su Tercera, que a pesar de ello incorpora melodías de regusto popular, y denota la búsqueda de un equilibrio devenido imposible, eventualmente inflamado por un pathos posromántico.


José González, después del Coliseum

Madrid, Teatro EDP Gran Via, 27 de abril

Cantautor inclasificable, nacido en Göteborg en 1978 de origen argentino, su presencia en los escenarios de estas latitudes es siempre balsámica. Ya en el Auditori de Barcelona el público asistente pudo apreciar hace unos años

la originalidad de su propuesta, que se volverá a apreciar el día antes en el marco del festival Nits de Coliseum. Un estilo que navega entre la canción de autor, en un sentido clásico, al mismo tiempo que demuestra una gran originalidad en la una manera de vincular letras y música (sobre todo, la de su guitarra clásica, aunque se añaden eventualmente otros instrumentistas, que amplifican el efecto de aquella interesante relación). Cuesta decidir si el carácter hipnótico de sus temas se deba a la voz, que por momentos suena como un susurro, o a las líneas instrumentales, que se entrelazan de manera falsamente imprevisible. Lo más probable es que se trate de una conjunción de ambas, aquello que posibilita la magia.


MES SIGUIENTE >

< MES ANTERIOR MES SIGUIENTE >

EXPOSICIONES

EXPOSICIONES

01 / 04 / 21

El nacimiento de un combate

París, Musée du Luxembourg, hasta el 4 de julio

Mujeres pintoras. El nacimiento de un combate es el título de la imponente exposición que ha organizado el parisino Musée du Luxembourg, y que puede visitarse hasta el 4 de julio. Una muestra que revela la actividad de artistas a menudo obviadas pero de indudable calidad pictórica, y fundamentales para el surgimiento de aquellas que, ya entrado el s. XIX, obtendrían un mayor reconocimiento. Como apuntan los organizadores, se tiende a considerar que después del éxito alcanzado por Marie Louise Elisabeth Vigée Le Brun, una de las principales retratistas de su época (que aún cabe vincular al Antiguo Régimen, de hecho llegó a retratar a la reina Marie-Antoinette) no fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando comenzaron a surgir pintoras de su categoría. Pero no es del todo cierto. Fue en el periodo que centra el interés de la presente exposición (1780-1830) “cuando la lucha de estos últimos encontró sus raíces: el derecho a la formación, la profesionalización, la existencia pública y un lugar en el mercado del arte. Las mujeres artistas presentadas en el Musée du Luxembourg con motivo de esta exposición fueron a la vez protagonistas de aquellos cambios sociales y de las mutaciones del arte del siglo XIX”.

Jean Prouvé

Madrid, Caixaforum, hasta el 13 de junio

Organizada en colaboración con el Centro Pompidou de Paris, la exposición retrospectiva dedicada a Jean Prouvé reúne dibujos, maquetas, mobiliario y otros elementos arquitectónicos. El Caixaforum de Madrid recupera esta figura clave para entender el diseño industrial

del siglo XX, reconocido por figuras como le Corbusier, que dijo de él: “Jean Prouvé expresa de manera singularmente armoniosa el tipo de “constructor” que la ley aún no acepta, pero que la época en que vivimos reclama”. La disposición cronológica de la muestra permite observar la evolución creadora del Prouvé, al hilo de las necesidades que se van produciendo en un convulso siglo. Los organizadores, que refieren otros nombres de arquitectos de la época, señalan su participación en importantes proyectos arquitectónicos y su voluntad de mejorar las condiciones de vida en la sociedad, a través de diseños eficientes y que desprenden una belleza sobria: “El universo de Prouvé es el taller, el trabajo en equipo, el dominio de las técnicas, la pasión por los materiales, la colaboración con los arquitectos, el compartir con sus estudiantes de ingeniería y la ambición de crear productos para al mayor número de personas posible”.

El enigma Marinus

Madrid, Museo del Prado, hasta el 13 de junio

Pintor icónico, popular entre los estudiosos de la economía y las finanzas -pues sus obras, especialmente aquella titulada El cambista y su mujer, ilustran no pocas publicaciones - sigue siendo Marinus van Reymerswale un verdadero misterio sin

resolver. Lo recuerdan los responsables de la exposición, en el Museo del Prado, donde se halla reunidas “10 pinturas de este enigmático artista, tres de ellas inéditas en España procedentes del Louvre, el Hermitage y del Museo de Bellas Artes de Gante, que se complementan con libros, grabados y monedas para contextualizar las imágenes del pintor y revelar su práctica de trabajo”. Por tanto, no se trata sólo de una exposición de lienzos; para hacer más completa la experiencia se ofrece toda la información posible acerca de los elementos que conforman los cuadros, y que suministran una mejor comprensión de las profesiones de los protagonistas y del interés inherente a su plasmación pictórica.

Luces de Gaudí

París, hasta el 2 de enero de 2022

La oferta de experiencias inmersivas es algo más que una moda, o una tendencia, a pesar del lógico vínculo con una época -la nuestra- que se deleita en las posibilidades de la recreación digital. Si la comparamos a las exposiciones tradicionales, desde su origen, aun teniendo presente

la diferencia de los medios empleados -mayor artificiosidad en busca de una mayor espectacularidad, a través del impacto visual- lo que en todo caso se pretende es despertar una experiencia, abrir la puerta a otro mundo. En otras palabras, promover un transporte en el espectador, para que en el mejor de los casos se olvide de su espacio-tiempo y se haga uno con la obra de arte, ausentándose durante un lapso de tiempo de su realidad. Tanto más en el presente caso, con la recreación virtual de arquitecturas que incorporan el colorido y la luz, en sus irisaciones imprevisibles. Las de las vidrieras de la Sagrada Familia, la sinuosidad de las formas naturales de la Pedrera o las formas vivas del Parc Güell. Formas en transformación, fluidas, que crean un espacio inexistente pero percibido como verdadero. Difícilmente permanecerá indiferente el espectador ante semejante condicionamiento de su sensibilidad, perpetrada con gran poder de sugestión gracias a los avances de la tecnología digital.

MES SIGUIENTE >

< MES ANTERIOR MES SIGUIENTE>

Sé el primero en recibir las novedades de la agenda cultural: