Agenda cultural Barcelona mayo 2021

AGENDA CULTURAL
por JACOBO ZABALO

Una selección mensual de conciertos,
artes escénicas y exposiciones.

MÚSICA Y
ARTES ESCÉNICAS

MÚSICA Y ARTES ESCÉNICAS

 01 / 05 / 21 

'La creación' por Savall

Palau de la Música, 4 de mayo

Una de les composiciones corales más trascendentes de todos los tiempos, La creación (Die Schöpfung) de Joseph Haydn, será interpretada por Jordi Savall al frente de Le Concert des Nations y La Capella Reial de Catalunya. Conjuntos con los que el director catalán ha interactuado en un sinfín de ocasiones, y que han posibilitado muchas tardes de buena música y consiguiente deleite de los espectadores -pensamos, por ejemplo, en las versiones sinfónicas de Beethoven que ofreció para celebrar la efeméride- además de realizar grabaciones multipremiadas. Ciertamente, no son comparables a la experiencia del directo, pero testimonian unas prestaciones espectaculares: tiempos vivaces, agilidad en las inflexiones y una sonoridad genuina, de una brillantez digna de mención, posibilitada por instrumentos -y por tanto timbres- reminiscentes, de la época de composición, son sus rasgos característicos. El carisma del experimentado director, una autoridad de la interpretación musical reconocida también fuera de Catalunya, aportará el elemento distintivo para brindar una versión poderosa y atemporal, genuinamente clásica, de la gran obra coral de Haydn, que se escuchará por primera vez en el Palau de la Música bajo la dirección de Savall en una versión ligeramente inferior en extensión a la original, para dar cabida a dos sesiones consecutivas (17.30 y 20.30) y por tanto al máximo público posible.

MAESTRO BUCHINDER

Palau de la Música Catalana, 11 de mayo

En esta temporada tan especial y complicada, la oferta cultural ha tenido que adaptarse para sobrevivir, potenciando la colaboración entre artistas y conjuntos de formas nuevas, a veces sorprendentes. Como es lógico, la dificultad inherente al desplazamiento de orquestas enteras se reduce en el caso de artistas individuales, lo cual facilita por ejemplo que un pianista y director de la altura de Rudolf Buchbinder pueda presentarse en el Palau de la Música para interpretar al frente

la Orquestra Sinfónica Camera Musicae, en un evento en que se programaran dos conciertos como dos soles. Uno de los más fogosos y reconocibles del Wolfgang A. Mozart, especialmente por su movimiento lento -el Concierto núm. 21, Kv. 467-, y el primer concierto de Beethoven, que no se corresponde con el primero cronológicamente compuesto por él pero que -en cualquier caso- cuenta con una extensión y un discurso de gusto típicamente románticos. El pianista austriaco, que ha interactuado asimismo con conjuntos de época, y empleado pianofortes, conoce a la perfección el lenguaje que requieren este tipo de piezas, que apuntalan el salto estilístico entre dos siglos y dos épocas estéticamente contrastadas.

PRIMA LA MÚSICA

Gran Teatre del Liceu, 16 de mayo

Sin representación escénica ni canto, este concierto se centrará solo en la música, en la maravillosa riqueza de partituras habitualmente disfrutadas en Teatros y Operas, que cobrará una relevancia capital gracias a la intervención, en el lugar de

director, del alemán David Afkham, titular de la Orquesta Nacional de España después de haber dirigido conjuntos tan destacados como la Sinfónica de Londres o la Filarmónica de los Ángeles. El programa consta de piezas espectaculares desde el punto de vista sinfónico que, enmarcadas en la acción dramática de las óperas, pudieran no cobrar el protagonismo merecido. Pensamos, por ejemplo, en pasajes de El caballero de la rosa de Strauss, recopilados en una suite, que “regresa a un lenguaje más diatónico en relación con los títulos anteriores (Salomé, 1905, y Elektra, 1909) y que -según prosiguen los organizadores- muestra que su autor tiene Le nozze di Figaro de Mozart en la cabeza”. Otra de las piezas incluidas es la suite de Romeo y Julieta que Sergei Prokófiev ensambló desde su ballet, a partir de la obra teatral de Shakespeare. “La sublimación de la danza es el sujeto principal de este concierto; el mundo del gesto y de las figuras en movimiento desde la óptica de tres grandes compositores”. Pues en efecto el programa se completa con la impactante Fantasía Romeo y Julieta del también ruso Piotr I. Chaikovsky.

BAILAR CON BACH

Mercat de les flors, del 6 al 9 de mayo

La música de Johann Sebastian Bach ha sido adaptada a lenguajes artísticos distintos al de la clásica por el carácter intrincado y la infinitud de posibilidades que sugieren las voces que se conciertan en sus partituras, ya sean para muchos o un

solo instrumento. El contrapunto de las líneas melódicas, implacable y eventualmente lírico, habilita asimismo una representación física, corpórea, de la música. La compañía Mal Pelo, en el marco de la tetralogía Bach Project, es la responsable de Highlands, programado en el Mercat de les Flors. Un espectáculo en que interactúan bailarines, cantantes y un conjunto de música de cuerda. Algunos de los nombres convocados, como el de violinista Joel Bardolet o la soprano Quiteria Muñoz, son conocidos por el público barcelonés, a tenor de su participación en diferentes escenarios y proyectos, algunos con vuelo internacional. Además, hay que mencionar la intervención de Fanny Thollot como ingeniera de sonido, que -explican los organizadores “creará un mundo sonoro alrededor de algunos fragmentos de las Cantatas y las Partitas (con énfasis en la versión de la Chacona para el cuarteto de voces y violín) y algunas piezas del Arte de la fuga de J.S. Bach”.

SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO

Auditori, 26 de mayo

La cancelación de la visita de la Orquesta Sinfónica de Tokyo dirigida por Jonathan Nott, que iba a enfrentarse a un monumento sonoro de la altura de la Sexta de Mahler, será compensada por un concierto que asimismo presenta un gran número de alicientes. Ibercamera vuelve a demostrar

capacidad de reacción, para ofrecer a sus abonados y a los melómanos de la ciudad de Barcelona un programa variado e intenso, con músicos que garantizan un alto nivel interpretativo. Así, Viviane Hagner mostrará sus prestaciones más brillantes con el Concierto para violín en re mayor, op. 77, de Johannes Brahms, que en sus tres movimientos supone un apasionante recorrido por las posibilidades expresivas del diálogo entre aquel instrumento y la orquestra. Bajo la dirección de Alexander Liebreich, la Sinfonia Varsovia asumirá todo el protagonismo con la muy visual suite del Sueño de una noche de verano, partitura en que Félix Mendelssohn volcó su imaginación sonora para evocar emociones contrastadas y narrar algunos de los episodios de la comedia shakespeariana. Un concierto iniciado con la interpretación de la no menos evocadora Música fúnebre del compositor Witold Lutoslawski –“homenaje a las víctimas de la pandemia”, precisan los organizadores- que buscará transformarse en positivo y adoptar tonos más amables a lo largo de la velada, como augurando una próspera y más consciente vivencia de la normalidad, en los próximos tiempos.

MES SIGUIENTE >

< MES ANTERIOR MES SIGUIENTE >

EXPOSICIONES

EXPOSICIONES

 01 / 05 / 21

Yago Hortal

Fundación Vila Casas, hasta el 30 de mayo 

Una de las exposiciones de gran relevancia que finalizan este mes de mayo es la retrospectiva que la Fundación Vila Casas ha dedicado a Yago Hortal. Un pintor consagrado, a pesar de pertenecer a una nueva generación de creadores, que de manera inequívoca otorga casi todo el protagonismo al color. Impresionan sus piezas por la vivacidad cromática, pero también por el movimiento que parece suscitar más allá del soporte físico de la tela. Como si cobraran vida o evidenciaran de una manera más primaria y frontal los elementos que percibe nuestra retina como constitutivos de la realidad. La dialéctica de la visión muestra asimismo un gran número de matices, según las piezas, con veladuras y otros tours de force que apuntalan el calado como artista de Hortal y el talante determinado de su experimentación. Las relaciones imposibles entre colores y su inequívoca mostración dialogan con el visitante de una exposición cuyo título -Eso era antes, esto es ahora- parece insinuar el carácter inmediato del impacto visual que propicia la inventiva cromática. Comisariada por Enrique Juncosa, la muestra supera la cuarentena de obras, que se disponen cronológicamente, al hilo de los catorce años de la trayectoria del artista, cuya carrera -señalan los organizadores- ha conocido asimismo “un considerable recorrido internacional”.

El magnetismo del daguerrotipo

Kbr, Fundación Mapfre, hasta el 23 de mayo

El aura de misterio que emana de los daguerrotipos, esa especie de magnetismo post mortem que revela la eternidad fijada en el retrato -la de una forma de vida que ya no es- focaliza el interés de la exposición que el Kbr, centro especializado en

fotografía que la Fundación Mapfre recientemente inauguró en Barcelona, ha titulado La mirada cautiva. Los organizadores muy didácticamente recuerdan que “desde su aparición en 1839 el daguerrotipo ejerció una profunda fascinación por la forma en que esas pequeñas placas plateadas parecían atrapar, cautivar, el enigma de la identidad humana. Objeto de demanda por amplias capas de la población, sobre todo en las ciudades, se convertiría en un elemento esencial en hacer de la fotografía, ya desde su origen, un fenómeno masivo y cercano”. Algunos pormenores de ese gusto por la fijación de la apariencia física, que trasciende el tiempo de vida de los retratados, pueden descubrirse hasta el 23 de mayo. La exposición reúne una generosa muestra de retratos: 105 imágenes de la colección de daguerrotipos del Centre de Recerca i Difusió de la Imatge (CRDI) del Ayuntamiento de Girona, sin duda una de las colecciones más importantes del género.

ARTE CONCEPTUAL EN EL MACBA

MACBA, a partir del 14 de mayo

Quedan lejos las lecciones de estética de Hegel, en que se informaba -a la luz de los apuntes de algunos asistentes a las mismas- acerca de la evolución de la creación artística, según el predominio de la materia o la forma, y la consiguiente “muerte del arte”, que a la postre abre la puerta a la disciplina filosófica conocida, precisamente, como Estética. Más allá de dogmas

o ideologías, parece incuestionable que a partir del romanticismo interesa tanto más que la plasmación material o técnica de la obra su carácter alusivo, es decir, el discurso que de un modo callado o explicito sugiere al espectador. Las vanguardias, a pesar de la renovación de los lenguajes formales y el interés por otras tradiciones y maneras de concebir el hecho artístico perpetúan el diagnóstico hegeliano, hasta la consolidación de una noción -la de “arte conceptual”- que indisimuladamente revela que lo que se quiere decir es otra cosa, apuntando la necesidad de interpretar aquello que positivamente se aparece. Donada al Macba recientemente, la Colección Rafael Tous ofrece una generosa muestra de esta corriente, que Antònia Maria Perelló y Claudia Segura, conservadoras de arte y comisarias de la presente exposición han optado por titular: En tiempo real. Un recorrido significativo -explican- “por las prácticas experimentales de los años setenta y ochenta en Catalunya a través de varios ámbitos. El arte de acción, la interacción con la naturaleza, el interés por los medios de comunicación y el nuevo consumismo, la crítica social y política, la palabra y la incorporación del objeto son algunos de los aspectos tratados. Las obras presentadas visibilizan las inclinaciones y preferencias del coleccionista particular, que en el acto de coleccionar encuentra su propia forma de expresión”. Los artistas concertados en esta generosa muestra son -en orden alfabético- Francesc Abad, Eugènia Balcells, Jordi Benito, Carmen Calvo, Jordi Cerdà, CVA (Comité de Vigilancia Artística), Benet Ferrer, Alicia Fingerhut, Teresa Gancedo, Ferran Garcia Sevilla, Eulàlia Grau, Josep Maria Joan i Rosa, Àngel Jové, Antoni Llena, Eva Lootz, Miralda, Fina Miralles, Muntadas, Pere Noguera, Jordi Pablo, Pilar Palomer, Carlos Pazos, Carles Pujol, Joan Rabascall, Àngels Ribé, Benet Rossell, Francesc Torres y Jaume Xifra.

Klimt en Barcelona

IDEAL, a partir del 16 de abril

La moda de las exposiciones inmersivas es inseparable del contexto de digitalización en que vivimos, tanto en lo que respecta a los medios empleados para la reproducción de obras -en movimiento, en las paredes y suelos del recinto- como por las

expectativas del propio visitante, quien ya trae de serie -preexistente, como si fuera natural- la noción de una realidad virtual. El Centro de Artes Digitales IDEAL centra su tercera producción en la obra de Gustav Klimt. Más allá del gusto por los detalles decorativos que sobreabundan en forma motivos naturales, la presencia del dorado inunda los espacios habilitados para la proyección, como una lluvia fina que certifica el privilegio de ser partícipe de las obras del pintor vienés; de poder encontrarse y reconocerse en su mismo interior; y constituirlas ya no con la propia mirada, sino como un elemento más en el entramado cromático que concreta con pasión de orfebre la representación lumínica. Por supuesto el célebre Beso o su Judith se dan cita en esta exposición, que deslumbrará a muchos por su dinamismo, por una forma de degustar el arte que trastoca la habitual confrontación sujeto-objeto. Incluso si la tremenda cantidad de estímulos que confluyen -y casi asaltan al espectador- puede extrañar a algún visitante, en cualquier caso se trata de una propuesta que busca despertar emociones y nuevas maneras de concebir el arte, y en gran medida lo consigue: “Proyecciones inmersivas de gran formato con más de 1000 metros cuadrados de pantalla, experiencia con gafas de realidad virtual, espacios expositivos y herramientas interactivas conforman una propuesta cultural ambiciosa y espectacular para todos los públicos que permite al espectador sentirse dentro de las pinturas y de los edificios que Klimt decoró”.

Marte en el CCCB

CCCB, hasta el 11 de julio

Que nos lleguen noticias de Marte no parece novedad alguna. Pero sí es cierto que nunca había sido tan alto el grado de conocimiento del planeta a priori más habitable, de cuantos se encuentran en las proximidades de la tierra

(entre un mínimo de 54,7 millones de kilómetros y unos 400, según la posición respectiva, en oposición o conjunción) nunca había sido tan rico. Al mismo tiempo, lo que las exploraciones ponen de relieve es una perspectiva con relación a lo que significa la vida, y sus posibilidades, en contextos mucho más complejos. Hasta el 11 de julio la exposición del CCCB ilustra arqueológicamente la pasión por el planeta rojo y recuerda muchas de las aproximaciones realizadas por nuestra cultura a través del arte y las nuevas formas de comunicación. “Desde las primeras civilizaciones, Marte ha sido espejo, metáfora y fuente de inspiración de los humanos. La exposición despliega los múltiples relatos que se han generado en torno a Marte, desde la antigüedad, pasando por la ciencia y la investigación actuales, hasta el impacto que el imaginario marciano ha tenido en la ficción. La muestra también abre espacios de reflexión y conocimiento sobre qué podemos aprender del Planeta Rojo, la crisis climática y la vida humana en un hipotético planeta B”.

MES SIGUIENTE >

< MES ANTERIOR MES SIGUIENTE >

Sé el primero en recibir las novedades de la agenda cultural: