Barcelona als Ulls del món The NBP
Foto de Camille Minouflet

Tecnológica, biomédica y digital: así se percibe la nueva industria emergente de Barcelona

El Ayuntamiento ha llevado a cabo el estudio “Barcelona als Ulls del món 2018” que tiene como objetivo monitorizar la evolución de la percepción de la ciudad a nivel global, a través de las opiniones de más de 3.000 personas entre 18 y 65 años, además del análisis cualitativo de 240.000 conversaciones online en Twitter
L

a nueva industria emergente en Barcelona es percibida por todo el mundo como tecnológica, biomédica y digital. Aparte de la potencia en comercio, turismo y organización de eventos y congresos, se amplía el abanico de sectores vinculados a la ciudad con especial énfasis de aquellos relacionados con nuevos modelos de negocio, la innovación tecnológica y la investigación biomédica. Respecto a 2011, se observa un fortalecimiento de la ciudad como centro de negocios e innovación, incremento que también se destaca entre los barceloneses, para quien el Mobile Wold Congress es un claro dinamizador de esta percepción.

Todo ello  emana del estudio “Barcelona als Ulls del món 2018”, que ha llevado a cabo el Ayuntamiento para monitorizar la evolución de la percepción de la ciudad a nivel global, a través de las opiniones de más de 3.000 personas entre 18 y 65 años de Europa, Norte América, China y Japón que hayan viajado al extranjero en los últimos dos años; visitantes en Barcelona por motivos profesionales, residentes en la ciudad desde hace más de un año, periodistas internacionales, empresarios y empresarias extranjeros, y expertos en city branding, además del análisis cualitativo de 240.000 conversaciones online en Twitter sobre las ciudades de Barcelona, ​​Ámsterdam, Singapur y Miami.

 

REFORZAR LA POSICIÓN DE BARCELONA EN EL MUNDO

Este informe se enmarca en el proyecto de renovación del relato de marca-ciudad impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona y desarrollado en colaboración con diferentes actores económicos, institucionales y sociales de la ciudad y el territorio de Barcelona.

Tiene como finalidad conocer la evolución de significados de la marca Barcelona desde 2011, año en que se hizo el primer “Barcelona als Ulls del món 2018”; identificar los rasgos diferenciales de Barcelona respecto a otras ciudades con un posicionamiento similar como Ámsterdam, San Francisco o Tel Aviv; y también conocer si existen diferencias de opinión entre los visitantes de la ciudad antes y después de visitarla. Todo ello con el objetivo final de reforzar la posición de Barcelona en el mundo.

LA CIUDAD TIENE UNA IMAGEN POSITIVA PARA VIVIR, INVERTIR Y VINCULADA A LA NUEVA INDUSTRIA

Las principales conclusiones del estudio “Barcelona als Ulls del món 2018”, que se realizó a finales de 2017 y principios de 2018, muestran que la ciudad tiene una imagen positiva en todo el mundo, como urbe coherente y transversal, y con alto atractivo general.

Destacan su carácter acogedor, como lugar para invertir y hacer negocios, y también para establecerse y captar talento calificado. El nombre y la imagen de Barcelona están vinculados internacionalmente especialmente en la creatividad, y por primera vez, también los sectores tecnológico, biomédico y digital. Es reconocida además, por su potencia en comercio, turismo y organización de eventos. Como aspectos negativos, el informe constata que Barcelona es una ciudad que hace frente a los retos propios de una gran ciudad, como precios altos y pequeña delincuencia o la masificación del turismo, y concluye que la ciudad cumple expectativas entre aquellos que la visitan, aporta una experiencia vibrante a los visitantes y mantiene los y las residentes orgullosos de su ciudad.

Como principales conclusiones, destacan 10:

  • Barcelona goza de una imagen positiva en todo el mundo. 
    Su gastronomía, arquitectura y monumentos emblemáticos como la Sagrada Familia y la playa conforman el imaginario de la ciudad, que es coherente y transversal en todo el mundo y goza de un alto atractivo como destino turístico y en su atractivo general. Un imaginario que enriquece incorporando nuevos significados más vinculados a Barcelona como una experiencia rica e interesante, que a su vez ve reducida la presencia de tópicos y estereotipos relacionados con España, como los toros o la fiesta, entre los que la visitan.
  • Una ciudad para vivir y desarrollarse.
    El atractivo de Barcelona como ciudad para vivir es muy positivo entre el público internacional y especialmente entre el empresariado, periodistas y personas que viajan por negocios. Más allá de la calidad de vida, asociada a la climatología y el ambiente de la ciudad, se añaden valores como moderna, de mente abierta, cosmopolita o cultural y una mayor percepción de buenas oportunidades personales y profesionales vinculadas al dinamismo del actividad económica de la ciudad y su área de influencia, Cataluña.
  • Un buen lugar para invertir y hacer negocios.
    Expertos en city branding, periodistas, empresarios y empresarias extranjeros destacan la solidez del tejido empresarial de la región, las infraestructuras, los centros universitarios y escuelas de negocios, la mejora del nivel de inglés general y su dinamismo por la creciente presencia de startups y centros de innovación e investigación. Aunque demandan mejoras e incentivos, consideran que Barcelona es un buen lugar para establecerse y captar talento calificado. Se confirma esta visión entre los profesionales que han visitado la ciudad durante 2018 por motivos de negocio o para asistir a ferias y eventos.
  • Una ciudad vinculada a la creatividad y el diseño.
    Barcelona se reconoce como líder en industrias creativas y culturales entre el público general de todo el mundo y se asocia a marcas con un fuerte componente de estilo de vida, talento y creatividad. El FC Barcelona, ​​Zara, Desigual, SEAT y Damm son las más mencionadas a nivel global y, en la conversación social, ganan peso las referencias al diseño que es uno de los grandes temas dominantes.
  • Barcelona sigue ofreciendo una experiencia vibrante.
    Se consolida la percepción de Barcelona como una ciudad divertida, amigable y vivaz y se considera como un lugar vibrante, donde pasan cosas interesantes, incluso por delante de ciudades como Ámsterdam y San Francisco, y la vivencia de los que han estado en la ciudad se califica de buena / excelente, emocionante y feliz.
  • Barcelona hace frente a los retos propios de una gran ciudad.
    El 45% de los encuestados no encuentran nada negativo a destacar, y aquellos que sí lo hacen mencionan los precios altos y la pequeña delincuencia como principales problemáticas compartidas por las grandes ciudades y destinos turísticos de referencia, aunque el turismo masificado se erige como un reto emergente de la ciudad. También mencionan el terrorismo y referencias al momento político independentista sin que se observe un impacto en la imagen o altere la percepción positiva de la ciudad.
  • Barceloneses, orgullosos de su ciudad.
    Los ciudadanos de Barcelona valoran muy positivamente la ciudad en todas las dimensiones y especialmente como lugar para vivir. El mapa mental de los barceloneses está muy en línea con el imaginario identificado todo el mundo y destacan de forma superior la modernidad, el carácter cosmopolita, acogedor y solidario.
  • La ciudad para los urbanitas inquietos.
    El perfil del visitante que se siente más atraído por Barcelona es joven, apasionado por la cultura y los avances en biotecnología, que viaja a menudo, tanto por placer como por negocios.
  • Barcelona cumple expectativas.
    Se trata de una ciudad que genera sensaciones y emociones muy positivas y aquellos que la visitan la valoran más positivamente aún, de forma significativamente superior entre los visitantes de negocios en 2018.