THE DANISH GIRL

Películas que mostraron más formas de amar

No importa si le fascina o detesta la fecha de San Valentín. Ni siquiera si las flechas de Cupido le han apuntado o rematado; si está soltero, casado o prefiere el poliamor. En este ranking no están las mejores películas románticas de todos los tiempos, aunque algunas de ellas lo son. El único propósito que persigue esta humilde lista es proyectar más formas de amar. Y no sólo es una recomendación cinematográfica para el día de los enamorados; utilícela cuando desee reconciliarse con la vida.

Casablanca /  Amor a la libertad

«El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos» y «siempre nos quedará París» son dos de las frases más reconocidas de una de las mejores películas de todos los tiempos. Casablanca (1942) es una declaración explícita de amor absoluto a la libertad (¡con lo que eso duele!). Una guerra abierta al egoísmo y la imposición. Porque a veces no hay mayor gesto de amor que un adiós, la renuncia, el dejar ir a la persona que amamos para que alcance la felicidad que uno no puede, sabe o quiere ofrecerle. «Ve con él, Ilsa», le exige Rick.

  • ¿Cuándo? Debería estar prescrita como mínimo una vez al mes de cada año del resto de sus vidas. Quizá no sea tan terapeutica (que también) como pedagógica: valores, principios, dignidad, valentía…
  • ¿Con quién? Solos o acompañados la disfrutarán igual. Todavía no se ha hallado ser en este planeta al que no le apasione la cinta dirigida por Michael Curtiz (y si lo encuentra, desconfíe y advierta a las autoridades del buen gusto). Ya sea por el contexto bélico o porque Humphrey Bogart emana testosterona incluso cuando se pone cursi, es el filme de amor que hasta los menos románticos toleran perfectamente.
  • BSO As times goes by. Es adictiva, así que no se asuste si se descubre parafraseando el «Tócala otra vez, Sam».

Adivina quién viene esta noche / Amor interracial

GUESS WHO’S COMING TO DINNER

Además de vaticinar 40 años antes la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, plantea los prejuicios, reticencias y dilemas morales a los que se enfrenta un liberal demócrata cuando su hija blanca le anuncia que va a casarse con un médico negro. Si la pareja cinematográfica y sentimental de Katherine Hepburn y Spencer Tracey es ya para enamorarse de cualquier obra en la que participen, el inteligente y siempre actual guión de esta comedia para demoler los tabúes raciales hace que amemos por siempre jamás Adivina quién viene esta noche (1967) de Stanley Kramer. La intervención final de Tracey es para reproducirla entera pero destaco estas otras dos citas de la cinta:»Lo que ocurre es que tú te consideras un hombre de color y yo me considero un hombre» y «No es sólo que nuestra diferencia de color no le importe, es que parece como si creyera que no existe diferencia alguna».

  • ¿Cuándo? Cuando no se atreva a saltar una barrera sólo por el qué dirán.
  • ¿Con quién? Mejor solos para poder saborear los diálogos.

La chica danesa / Amor LGTB

La chica danesa (2015) narra a través de poesía visual la historia real de la artista Lili Elbe (1882-1931), el primer hombre (Einar Wegener) que se sometió a una operación de cambio de sexo, y su mujer Gerda, también pintora, que le apoyó y se mantuvo a su lado durante toda su vida. «Esta película es el retrato de un matrimonio que vive un profundo cambio con el amor como guía», explicó su director Tom Hooper. «Te quiero porque eres la única persona que me ha comprendido, que me ha hecho posible», le declara Lili a Gerda.

  • ¿Cuándo? Cuando dudemos de si vale la pena luchar por ser uno mismo.
  • ¿Con quién? Acompañados de alguien que disponga de una gran sensibilidad para poder respetar el silencio al acabar la proyección y dar pie a una larguísima conversación.

El curioso caso de Benjamin Button / Amor a contra reloj

«Debemos perder a las personas que amamos, ¿de qué otra manera podríamos saber que tan importante son para nosotros?» El curioso caso de Benjamin Button (2008) nace de un relato breve escrito en los años 20 del siglo pasado por F. Scott Fitzgerald, quien, a su vez, se inspiró en una cita de Mark Twain: “La vida sería infinitamente más alegre si pudiéramos nacer con 80 años y nos acercáramos gradualmente a los 18″. Sin embargo, como demuestra la película, la propuesta vital de Twain resultaría igual o más dolorosa. La historia de amor, sin edad, entre Benjamin y Daisy es quizá lo mejor de esta fábula extraordinaria. Cate Blanchett interpreta a la mujer que tiene que asumir la idea de envejecer mientras que la persona que ama recorre un camino inverso.

  • ¿Cuándo? Cuando no tenga prisa. Son tres horas de película.
  • ¿Con quién? Se disfruta igual solo que en compañía.

Intocable / Amar al que nunca habrías amado

Philippe, un rico aristócrata que se ha quedado tetrapléjico, contrata a Driss como asistente, un joven procedente de un barrio de viviendas públicas que ha salido recientemente de prisión. Sus mundos chocan y gracias al caos que les genera convivir juntos surge una inesperada y loca amistad.

  • ¿Cuándo? Intocable (2012) es ideal cuando necesite un gran chute de energía positiva.
  • ¿Con quién? Es una película que entusiasma a mayores y pequeños (a partir de los 10 años) por igual.
  • BSO Permítanse el gustazo de que convivan Vivaldi  y  Earth Wind and Fire

Eduardo Manostijeras / Amar al raro

Pese al impacto visual que tuvo en 1990, el argumento es sencillo y siempre actual: conmoverse, empatizar y sentirse atraído por el diferente, excluido o marginado. Winona Rider renunció a ser Mary Corleone en El Padrino III tras leer el guión de Eduardo Manostijeras;  y quién haya visto la película de Tim Barton entenderá la razón. Johnny Deep sólo pronuncia 159 palabras, es su mirada y caricias afiladas las que suplican amor.

  • ¿Cuándo? De aquellos cuentos que no recuperas en décadas pero que a una la hacen sentir como cuando la descubrió por primera vez.
  • ¿Con quién? Ideal para verla con los pequeños de la casa (a partir de los 8 años de edad). El mensaje de Burton cala: no hay que temer a alguien por el hecho de ser distinto, sólo hay que temer a los monstruos que parecen igual que nosotros pero no albergan sentimiento alguno.
  • BSO Ice Dance

Irma la Dulce / Amor más allá del sexo

Aunque la opción más comercial fuese incluir Pretty Woman, dejamos Beverly Hills y nos quedamos en París. En Irma la Dulce (1963), el maestro Billy Wilder trata con su fino humor y ternura la historia de un gendarme que se enamora perdidamente de una de las prostitutas que detiene. «En este mundo en que vivimos el amor es ilegal, pero el odio no». Amén.

  • ¿Cuándo? Como cualquier trabajo de Wilder, merece la pena ver sus obras todas las veces que le de a uno la vida.
  • ¿Con quién? Solo. Es mágico comprobar cómo se le dibuja una sonrisa en la cara escuchando los diálogos.

Amour / Amar al fin

AMOUR

El deseo y el enamoramiento son sentimientos efímeros. ¿Qué queda después de eso? Quizá nada destacable, pero quizá todo lo mejor. Michael Haneke busca en la ancianidad el significado en mayúsculas del verbo amar.

  • ¿Cuándo? Cuando esté preparado para asumir la realidad. No se asuste: es triste, pero no deprimente.
  • ¿Con quién verla? Con alguien a quién quiera sin matices.

El cielo sobre Berlín / Amar como mortal

WINDS OF DESIRE

Un ángel renuncia a serlo para experimentar qué es enamorarse. Si han visto City of Angels (remake estadounidense de este film alemán de 1987), la historia les sonará. La estética también les resultará familiar ya que inspiró el anuncio del calvo de la Lotería de Navidad. ¿Una frase? La del ángel Cassiel: «Sólo somos espontáneos dentro de nuestra gravedad».

  • ¿Cuándo? Difícil e intensa. Requiere que el espectador se esfuerce para disfrutarla.
  • ¿Con quién? Solo. Y no es apta para todos los públicos. No por edad física, sino intelectual.
  • BSO Stay, de U2. La canción fue compuesta para la banda sonora de la película ¡Tan lejos, tan cerca!, continuación de El cielo sobre Berlín

Hachiko /Amor no especista

«El que no ha tenido un perro no sabe qué es querer ni ser querido», sentenció Arthur Schopenhauer. El remake estadounidense de la película japonesa Hachiko monogatari (1987) dirigida por Seijirô Kôyama está basada en la historia real de un perro tan fiel a su dueño que iba todos los días a esperarlo a la estación de tren. Actualmente, en esa estación, existe una estatua de bronce erigida en su honor. El film retrata el amor entre dos animales de distinta especie y aclara por qué la naturaleza cree conveniente que la esperanza de vida de un can sea menor que la de su amo. Porque el perro, a diferencia del humano, jamás supera la muerte de un amigo. «Parker nunca volverá a casa, pero si Hachiko quiere esperarle, debe esperarle».

  • ¿Cuándo? Cuando olvide que usted también es un animal. O lo que es lo mismo, cuando intuya que empieza a deshumanizarse.
  • ¿Con quién? Preferiblemente con su perro porque necesitará achucharlo cada cinco minutos. No olvide tener cerca una caja de pañuelos.
  • BSO Les dejo Parker and Hachi walk to the stationaunque podría ser cualquiera de las delicadas composiciones que el compositor Jan A.P. Kaczmarek creó para emocionar en esta obra