“Los barceloneses valoran el diseño”. Barcelona da la bienvenida a la tercera tienda MUJI

El minimalismo japonés se une a la exuberancia española: MUJI abre su tienda europea más grande, dentro del famoso edificio de La Unión y El Fénix, en el Passeig de Gràcia de Barcelona.

L

a nueva tienda de MUJI en Barcelona es probablemente lo que más se acercaría a lo que Marie Kondo, la experta en tidying [ordenación y arreglo del espacio] japonesa, llamaría paraíso en la tierra: montones de camisas cuidadosamente dobladas organizadas por tamaño y color, estantes de calcetines, sábanas y zapatillas perfectamente arreglados, una gran variedad de porta cepillos, cremas faciales, pequeños cuadernos y bolígrafos, todos ellos ordenados sistemáticamente. MUJI es el minimalismo japonés en su máxima expresión y ha abierto su tercera tienda en Barcelona, ​​actualmente la más grande de Europa, en uno de los lugares más lujosos de la capital catalana: el prestigioso edificio de El Fénix y La Unión en el Passeig de Gràcia.

Fundada en 1980, MUJI ha estado promoviendo y exportando cierta idea del estilo de vida japonés desde principios de los años 90, centrándose en la calidad del material y en un diseño de producto simple pero funcional. Hoy en día, MUJI tiene alrededor de 7.000 productos diferentes que se venden en 917 tiendas en 28 países de todo el mundo. La simplicidad y la funcionalidad son inherentes a cada artículo único de MUJI y son lo que los distingue de otras marcas. La ropa es de corte claro y está hecha de materiales como lino y algodón, los muebles están hechos de madera de roble o nogal, los accesorios son de un solo color y minimalistas. Nada parece superfluo o innecesario, cada artículo está diseñado para cumplir un propósito.

“Los españoles, especialmente los barceloneses, valoran el diseño”, dice Joaquim de Toca, refiriéndose al éxito de MUJI en otras ciudades de moda y obsesionadas con el diseño como Milán o Londres.

Según Joaquim de Toca, director general de MUJI España y Portugal, esto es lo que atrae a los clientes españoles y específicamente a los clientes que viven en ciudades cosmopolitas y bulliciosas como Barcelona: “Los españoles, especialmente los barceloneses, valoran el diseño”, dice, refiriéndose al éxito de MUJI en otras ciudades de moda y obsesionadas con el diseño como Milán o Londres. Pero el diseño debe ir de la mano con la funcionalidad y un uso inteligente del espacio. De Toca ve esto como otra razón principal para la popularidad de MUJI en España: “Especialmente porque el espacio en los apartamentos es cada vez más limitado en las grandes ciudades, la calidad y la organización se vuelven cruciales”, explica. En megaciudades como Tokio, donde el espacio es raro y costoso, este problema es aún más dramático y, por lo tanto, requiere soluciones inteligentes, sencillas y estéticas.

Teniendo en cuenta el enorme éxito de los expertos en organización como la mencionada Marie Kondo, el concepto de minimalismo de MUJI está más de moda que nunca. Una línea de productos estrella es una variedad de soluciones de almacenamiento para organizar perfectamente el espacio y, además, experimentar lo que Kondo promete ser la “magia que cambia la vida al ordenar”. Los estantes de apilamiento rectangulares se pueden combinar para satisfacer las necesidades individuales de cada uno, mientras que las cajas blandas hechas de polietileno o ratán se pueden usar en muchos tamaños diferentes para almacenar y organizar objetos más pequeños.

Naohito Watanabe, cónsul general de Japón en Barcelona, ​​cree que la apertura de la tercera tienda de MUJI en Barcelona es otro brillante ejemplo de las relaciones económicas entre Japón y España.

En cierto modo, MUJI puede ser visto como un embajador de la cultura y el estilo de vida japoneses, exportando no solo su enfoque minimalista sino también un poco de Japón. Naohito Watanabe, cónsul general de Japón en Barcelona, ​​cree que la apertura de la tercera tienda de MUJI en Barcelona es otro ejemplo brillante de las relaciones económicas entre Japón y España, especialmente porque se realizó en colaboración con el Círculo Empresarial Japón-España (CEJE), cuyo objetivo es el fomento de las relaciones comerciales entre los dos países.

La nueva tienda insignia de Barcelona ofrece una asombrosa variedad de productos en tres plantas, desde líneas de ropa para mujeres, hombres y niños, cosméticos, artículos de papelería y accesorios de viaje hasta muebles y aperitivos japoneses. Invita a los clientes a adentrarse en el mundo del minimalismo y la eficiencia japoneses proporcionando una experiencia en la tienda de un estilo de vida Kondo organizado, limpio y equilibrado. Curiosamente, como explica de Toca, MUJI en realidad tiene una agenda mucho más ambiciosa que “simplemente” ser una empresa minorista. En Japón, MUJI literalmente ofrece al cliente un paquete completo de estilo de vida MUJI, que vende casas prefabricadas y completamente amuebladas. En Tokio, la compañía abrió una mega tienda que incluye un supermercado que vende frutas y verduras frescas, hay un restaurante MUJI e incluso un hotel MUJI que, por supuesto, solo utiliza los productos de la empresa. Y un proyecto llamado “Sensible 4 x MUJI” tiene la intención de abrir una red de autobuses sin conductor, diseñados por MUJI, para conectar a las personas que viven en zonas rurales remotas con el transporte público.

MUJI quiere combinar el enfoque minimalista con objetivos ambientales como la reducción de residuos y el reciclaje, así como la idea de anti-lujo al no mostrar ningún logotipo o marca. Su concepto de “No Brand Quality Goods” es la idea de producir productos de calidad (ryohin) sin logotipos (Mujirushi) y nació como una antítesis de los hábitos de una sociedad de consumo en Japón que se centra en productos caros para mostrar su riqueza. Es ciertamente irónico que su tienda europea más grande ahora se encuentre en una avenida de lujo tradicional como el Passeig de Gràcia, pero la compañía simplemente continúa con su estrategia de abrir tiendas en lugares de gran renombre como lo hizo en Nueva York o París, donde MUJI abrió una tienda en la 5ª Avenida y en Les Halles respectivamente.