Multinacionals a Barcelona
Torre Agbar en Barcelona. Foto de RossHelen editorial / Alamy Stock Photo

Las multinacionales eligen Barcelona

Barcelona es ya desde hace años un centro destacado para todo el ecosistema emprendedor del sector tecnológico. Todo este despertar ha generado un ecosistema de empresas, y sobre todo de talento, que hacen de la capital catalana un lugar ideal para ubicar proyectos tecnológicos

La torre Glòries, antigua torre Agbar, no será la sede de la Agencia Europea del Medicamento pero sí la de un centro estratégico de revisión de datos y detección de noticias falsas para Facebook. Estos días se confirmaba la noticia. La multinacional austriaca Competence Call Center (CCC) ha alquilado, por el momento, ocho de las plantas del edificio para ubicar una unidad que trabajará en exclusiva para la multinacional de Mark Zuckerberg y dará trabajo a unas 500 personas. Es el mismo volumen de trabajadores que CCC tiene a su filial en Alemania, en Essen, y que está centrada también en la detección de contenidos nocivos en la red social. En todo caso los responsables de la firma austriaca no descartan que su necesidad de espacio y de trabajadores en Barcelona crezca aún más.

Facebook, o CCC, es una de las últimas en apostar por instalarse en Barcelona, pero la lista de multinacionales que han optado últimamente por tener presencia en la capital catalana es extensa. Ni siquiera el complicado escenario político parece haber frenado unos movimientos que se concentran sobre todo en tres sectores estratégicos para la economía de la ciudad: el tecnológico, el logístico y el industrial.

SECTOR TECNOLÓGICO

Barcelona es ya desde hace años un centro destacado para todo el ecosistema emprendedor en este sector de actividad, como explicábamos ya en un post anterior. Todo este despertar ha generado un ecosistema de empresas, y sobre todo de talento, que hacen de la capital catalana un lugar ideal para ubicar proyectos tecnológicos. El anuncio de CCC ha captado la atención de todos los medios porque supone el aterrizaje indirecto de Facebook en Barcelona, pero no ha sido el único gran anuncio en el sector en los últimos días. También últimamente la alemana Lidl ha anunciado que instalará en el antiguo edificio del BBVA en la Plaza Cataluña un centro de excelencia para dar servicio a los clientes y gestionar su negocio digital. Dará empleo a 250 personas. Otra multinacional tecnológica que ha anunciado su llegada es la argentina Satellogic, especializada en tecnología de microsatélites de imágenes de alta resolución, y que ha comunicado que ubica en la capital catalana (en el distrito [email protected]) su sede para Europa. En un comunicado la misma empresa explica que los motivos para elegir Barcelona pasan sobre todo por la importante concentración de talento especializado y multicultural que ofrece.

Esta multiculturalidad es precisamente el factor que buscan las decenas de compañías especializadas en la atención al cliente que han optado por tener grandes centros operativos en Barcelona. De hecho la austriaca CCC entra en esta categoría de call centers altamente especializados y de valor añadido, pero al listado hay otras grandes firmas como Zurich, Nestlé, Cisco, Roche, o Visa que también han situado en la ciudad centros internacionales para el atención a sus clientes. Barcelona les permite tener acceso a trabajadores de todo el mundo con formación universitaria y con un entorno de sueldos muy competitivo en relación a otras grandes capitales europeas.

Pero si hay un sector que se ha ganado también su papel de rey en el ámbito tecnológico en Barcelona este es el de los videojuegos. Precisamente el pasado enero la británica King, desarrolladora de juegos tan conocidos como Candy Crush o Farm Heroes, anunciaba que ampliaba su presencia en la ciudad y se trasladaba a un edificio de 9.000 metros cuadrados en el [email protected] La firma ha visto en Barcelona el potencial necesario para establecer su hub para el sur de Europa. No es la única. También ha desembarcado en Barcelona y con la vocación de tener aquí su centro operativo en Europa la singapurense IGG, el segundo desarrollador de juegos para dispositivos móviles del gigante asiático. Mientras que la compañía ya ha iniciado los procesos de contratación de plantilla, también se mira de cerca el sector local para hacer alguna posible compra. Tendrá donde elegir, ya que los desarrolladores de videojuegos son uno de los segmentos de mayor protagonismo en la explosión emprendedora de Barcelona. Algunos de los proyectos surgidos aquí han acabado siendo objeto de deseo de multinacionales referentes. Basta con pensar en el ejemplo de Social Point, fundada en Barcelona en 2008 por dos jóvenes emprendedores, y comprada por la estadounidense Take-Two (creadora del juego Grand Theft Auto) por 233 millones de euros. Además la capital catalana cuenta con programas universitarios pioneros en el Estado en esta disciplina tanto en la Universidad Pompeu Fabra como la Universidad Politécnica de Cataluña así como una incubadora especializada en el sector (GameBCN, de Simon Lee). Atractivos que también sumaron para la norteamericana Scopely, que en septiembre anunció que podría invertir en Barcelona para ubicar su primera sede fuera de los EE.UU.

LOGÍSTICA

Otro gigante de la tecnología, la plataforma estadounidense de comercio en línea Amazon, es la responsable de que Barcelona se haya consolidado como un punto estratégico para la logística en el sur de Europa. La compañía comandada por Jeff Bezos anunció inversiones multimillonarias en Cataluña para convertirla en uno de sus centros logísticos en Europa. El último paso lo anunció el pasado noviembre, con la apertura de un almacén de 30.000 metros cuadrados en Martorelles. Era la quinta inversión de la compañía en Cataluña. Entre ellas, 200 millones de euros para la puesta en marcha de un gran centro logístico en El Prat del Llobregat, que empleará a 1.500 trabajadores. Amazon también ha destinado parte de estos movimientos a actividades de servicios para sus clientes y se ha convertido en uno de los principales inversores internacionales en Cataluña de los últimos años.

La posición estratégica de Barcelona, junto a la frontera francesa por autopista y con una conexión muy competitiva a través de su puerto y su aeropuerto, han posicionado la ciudad como una de las ubicaciones más deseadas por las firmas de comercio electrónico. Y la apuesta del gigante del sector, Amazon, por este territorio está actuando como un verdadero reclamo para nuevos inversores.

Otra multinacional que ha apostado por Cataluña en su estrategia logística es la francesa Decathlon. Aun no hace dos años, se inauguraba un almacén de 40.000 metros cuadrados en Sant Esteve Sesrovires que sumaba a la que la compañía de material deportivo tenía ya en el Prat del Llobregat, en la ZAL (Zona de Actividades Logísticas). En este espacio junto al Puerto de Barcelona la estadounidense FedEx también anunciaba a finales del año pasado la apertura de un nuevo centro de operaciones terrestres que empleará a 280 personas y que debe servir, explicaba entonces la multinacional, para “abrir” una puerta con Europa.

El año pasado la zona de actividades logísticas del Puerto de Barcelona también vivió la inauguración de una nave para Carrefour. La firma francesa de distribución cuenta ahora con un espacio de 18.200 metros cuadrados dedicados a la operativa de frío, para productos que requieren congelación o refrigeración.

INDUSTRIAL

Aunque la tecnología y el sector logístico han tomado la delantera en los últimos años, tampoco hay que dejar de lado la actividad más propiamente industrial como otro de los polos de atracción para nuevas Inversiones.

La multinacional suiza Nestlé es una de las que más activas se ha mostrado en los últimos tiempos, con anuncios de inyecciones más o menos constantes en su planta de Nescafé en Girona. Por su parte Enerkem y Suez acaban de anunciar una inversión millonaria de 250 millones de euros para la construcción de una nueva planta en El Morell (Tarragona), que será pionera en el Estado en transformación de residuos y que prevé emplear a cerca de un millar de personas. El área de Tarragona, donde se concentra el grueso de la actividad química del Estado, es uno de los polos de atracción de nuevos proyectos y también de inversiones que consolidan los que ya están. Así por ejemplo, la química Covestro (filial de Bayer) anunciaba hace unos meses la inyección de 200 millones de euros para ampliar su factoría tarraconense.

El sector de la automoción es otro de los que genera más expectación. Mientras el grupo Volkswagen ha hecho una apuesta constante de inversión en la planta de Seat en Martorell, el sector de las cuatro ruedas cruza los dedos para captar nuevos proyectos de fabricación, ya sea de alguna marca china o bien de la norteamericana Tesla, que busca emplazamiento en Europa para construir su segunda gigafàbrica. El listado de recién llegados no parece que tiene final.