Agenda cultural enero Barcelona 2019

AGENDA CULTURAL
por JACOBO ZABALO

Una selección mensual de conciertos,
artes escénicas y exposiciones.

MÚSICA Y
ARTES ESCÉNICAS

MÚSICA Y ARTES ESCÉNICAS

 01 / 01 / 19 

NOVENA DE MAHLER

L'Auditori, 17 de enero

La “maldición de las Novenas” no sólo se cernió sobre compositores estrictamente contemporáneos de Ludwig van Beethoven, siendo el de Schubert el caso más descorazonador (creyó vislumbrar la posibilidad de copar el protagonismo una vez desaparecido aquel, pero sin mucho éxito, pues él mismo fallecería poco después). Otro de los más grandes sinfonistas de todos los tiempos, Gustav Mahler, hubo de quedarse en la Novena, última sinfonía completada en su tiempo de vida. Y él mismo era consciente de ello -quién sabe si advertido por aquella tradición funesta- como se desprende del hecho que llegara a considerar esta enorme obra en términos de Réquiem. Una obra que, como Schubert con su Novena, tampoco llegó a interpretar en vida y a propósito de la cual Leonard Bernstein, inflamado mahleriano, expresó entre sus íntimos que Mahler la había compuesto para él. Más allá de la anécdota, se trata de una creación de gran complejidad, que requiere para su interpretación

de un conjunto familiarizado con el lenguaje del romanticismo tardío y al mismo tiempo abierto a la experimentación que vendría poco después, y que se esboza claramente en ciertos pasajes de gran inventiva sonora. Con más de 150 años de historia, la Orquesta Sinfónica de Düsseldorf, bajo la dirección del maestro húngaro Adam Fischer parece, en este sentido, un conjunto apropiado para gestionar en su justa medida los volúmenes sonoros, que se expanden con un extraño estatismo o se contraen vertiginosamente, como en una espiral que bien podría reflejar, en efecto, la experiencia de una despedida. Tanto la irrupción de un tema que sugiere la muerte como la presencia del género de la marcha fúnebre -esa paradójica celebración que Mahler tanto apreció y practicó en sus composiciones- se dan cita en el primer y extenso movimiento, Andante comodo.

EMMANUEL PAHUD & ERIC LE SAGE

L'Auditori, 14 de enero

En el caso de bastantes instrumentos, incluso los solistas de primerísimo nivel experimentan dificultades para protagonizar recitales o conciertos -salvando, básicamente, piano, violín y, a cierta distancia, violonchelo-

pues no existen demasiadas obras compuestas para ellos y, por motivos consecuentes, el público no se encuentra familiarizado con el repertorio que en efecto existe. Las orquestas más potentes son el asilo natural de estos virtuosos, muy requeridos en las principales composiciones sinfónicas. Es el caso del flautista Emmanuel Pahud, bendecido desde hace tiempo como “fenómeno” -ha grabado discos y actuado en un gran número de recitales- pero que permanece como primera flauta de la Filarmónica de Berlín desde hace más de dos décadas, cuando lo llamó el maestro Abbado. En la sala Oriol Martorell del Auditori de Barcelona, acompañado por el pianista Eric le Sage, podrá disfrutarse de una amplia muestra de sus habilidades, que no son solamente técnicas. La capacidad comunicativa de la flauta se pone a prueba en una pieza compuesta ex profeso para ella -Variaciones en mi menor, “Flores secas”, de Franz Schubert, que de hecho derivan de la canción homónima del ciclo La bella molinera- pero también en transcripciones de obras originalmente concebidas para otros instrumentos. Desde la Sonata para violín en do mayor, K.296, de Wolfgang A. Mozart, hasta las piezas en trío de Robert Schumann Fantasiestücke, op. ‎‎73 (originalmente para clarinete, violín o violonchelo) pasando por la Sonata para violín en fa mayor de Mendelssohn, de cuya adaptación para el instrumento de viento es igualmente responsable Emmanuel Pahud.

Eduardo Paniagua

Sala Apolo, 24 de enero

La sala Apolo acoge un concierto del referente absoluto de la música Andalusí, Eduardo Paniagua, que interpretará diversos instrumentos junto a Pedro Berruezo y Wafir S. Gibril.

Arquitecto de formación, Paniagua comenzó a destacar a mediados de los noventa por sus interpretaciones de la música medieval creada en la península. Las diferentes culturas -las tres tradiciones espirituales- se hallan, en este sentido, ampliamente representadas en su repertorio, que suma unas 150 grabaciones. Entre ellas se cuentan “aires andalusíes, piezas sefardíes, cántigas de Alfonso X El Sabio”, recuerdan los organizadores del evento musical, quienes lo califican como “un espectáculo minimalista pero grande en emociones que nos retrotrae al medioevo con canciones y melodías de aromas trovadorescos y que no olvida a los grandes poetas del sufismo, cuyos poemas son amor en estado puro”.

JOSEP COLOM: MÚSICA CALLADA

L'Auditori, 29 de enero

Un maestro de pianistas, músico de técnica impecable, imaginativo y sutil. Todo ello ha demostrado ser Josep Colom en recitales y grabaciones.

Una de las últimas, la que reúne las obras de Bach y Chopin, resulta especialmente representativa de su aproximación a las partituras, tan respetuosa y honesta que despierta una reverencia poco frecuente. Su manera de interpretar parece invitar a la escucha, inaugurando por sí sola el espacio-tiempo óptimo para ser degustada. Su modus operandi -tacto exquisito y concentración casi oriental, atención plena y relajada, lejos de cualquier coerción- se antoja idóneo para la Música Callada de Frederic Mompou, música que irrumpe desde el silencio, que visibiliza reverberaciones, colores articulados con aparente espontaneidad.

Trio Wanderer

Palau de la Música 31 de enero

Aunque Franz Schubert compuso nueve sinfonías -o, mejor dicho, ocho y media, si tenemos en cuenta la peculiaridad de la penúltima, “Inacabada”- su reconocimiento no sobrevino precisamente en las salas de concierto.

En la privacidad de los interiores, habilitados para experiencias musicales más próximas al artista, pudo disfrutarse su fecunda producción camerística, de entre la cual destacan sus creaciones para voz y piano, los lieder (literalmente “canciones”) que, según se cree, alcanzó los 600. Más que por el elevado número de piezas compuestas lo que le han valido la inmortalidad artística es el cariz de la expresividad, su nueva forma de interrelacionar el canto con el instrumento de tecla, en retroalimentación caleidoscópica, que no mero acompañamiento. El carácter cantabile de las melodías schubertianas, que incorporan asimismo la inefable y a veces tremenda elocuencia del silencio, podemos encontrarlo asimismo en otras composiciones de cámara, como en los dos Tríos con piano que el prestigioso Trio Wanderer interpretará en el recital del Palau de la Música. Composiciones de madurez, que alternan pasajes vibrantes con otros de gran sutileza. Muy célebre -especialmente para los amantes del séptimo arte-es el Andante con moto del segundo, que emplea Stanley Kubrick en Barry Lyndon a modo de leitmotiv para entretejer las progresiones y desventuras del protagonista de su ficción. Como en el caso de los lieder, si bien exentas de lenguaje propiamente conceptual, estas composiciones minimalistas demuestran una fascinante capacidad para expresar o inducir emociones, aproximándose a la cuadratura del círculo que supondría poner nombre a la emoción suscitada.

MES SIGUIENTE >

< MES ANTERIOR  MES SIGUIENTE>

EXPOSICIONES

EXPOSICIONES

 01 / 01 / 19

Estructuras de identidad. The Walther Collection

Foto Colectania, hasta el 17 de febrero

Después del éxito obtenido con la exposición dedicada a Saul Leiter, Foto Colectania, la Fundación especializada en arte fotográfico, ha organizado una interesante muestra bajo el título “Estructuras de Identidad. The Walther Collection”. Se trata de una selección procedente de la importante colección germano-estadounidense, que se centra en el género del retrato. Un género que implica proximidad con el modelo, lo cual permite explorar la idiosincrasia de su personalidad y eventualmente revisar algunos de los prejuicios implícitos en la forma más común de mirar. Explican los organizadores: “Esta exposición plantea cómo los fotógrafos de distintas culturas y períodos históricos han utilizado el poder del retrato para afirmar o cuestionar los estereotipos sociales creados

en torno a temas de género, clase social y nacionalidad”. Por supuesto, de gran interés dentro del ámbito del retrato es la auto-representación, la fijación de la imagen de uno mismo en autorretrato, que suele considerarse definitoria de la identidad. También en este sentido hay muchas cuestiones a revisar, no obstante. La idea de que la fotografía reproduce la realidad ha dado pie a uno de los mejores y más fértiles equívocos, abonando el campo de la creatividad que es inherente al artificio. En la presente exposición, a algunos grandes nombres del pasado -tan importantes como August Sander, Richard Avedon o Seydou Keïta- se suman fotógrafos contemporáneos de primer nivel, entre los cuales Samuel Fosso, Zanele Muholi o Zhang Huan.

Creadores de conciencia

Palau Robert, hasta el 10 de febrero

Hasta el 10 de febrero puede visitarse en el Palau Robert una exposición que reúne obras de 40 fotógrafos diferentes, con el denominador común del compromiso en la denuncia de la injusticia. “Creadores de conciencia” es el título de una muestra que refleja situaciones de gran dureza, que en algunos casos protagonizan héroes anónimos.

No se trata por tanto de una recreación en la barbarie, que podría acabar banalizando lo intolerable, sino de una visión coral de las experiencias extremas a las que el ser humano se halla sujeto. Es mérito de esta exposición el rebelarse en contra de la cotidianidad de los conflictos bélicos, en contra de la cínica habituación a la injusticia, de la cual nadie está completamente libre. Nombres como los de Kim Manresa, Ana Palacios, Sergi Cámara, Carlos Spottorno, José Cendón o Alfonso Moral, por mencionar sólo unos pocos, ofrecen una mirada que cautiva y confronta, que impide que aquella nuestra habitual forma de pasar por encima y normalizar el drama se perpetúe... Al menos durante el tiempo que empleamos en la visita de la muestra, cuyo carácter itinerante permitirá que sea vista, que impacte -y quién sabe, quizá “cree conciencia”- en los asistentes de las otras ciudades a las que viajará.

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Monmartre

Caixaforum, hasta el 20 de enero

Últimas semanas para visitar la fantástica exposición que recrea la vida bohemia llevada por artistas como Toulouse-Lautrec en el París finisecular (hasta el 20 de enero, en Caixaforum). La celebración nocturna, que tan característicamente se atribuye a la Belle Époque -unas décadas posteriores y anteriores a guerras devastadoras-,

fue retratada por creadores que, sin demasiadas pretensiones, acabarían por sentar un paradigma de artista implicado con la sociedad menos académica, la de los bajos fondos. Un lugar elevado como Montmartre, paradójicamente, constituía el submundo de vividores, algunos de los cuales plasmarían su arte en soportes de lo más diverso. Cartones o carteles, de factura obviamente modesta, permitieron a Toulouse-Lautrec dotar de visibilidad a los espectáculos de cabaret i otros momentos de esparcimiento, recreando el ambiente popular de la fiesta. En suma, aquel peculiar espacio-tiempo que invierte las relaciones usuales y en que -antropológicamente hablando- todo parece estar permitido. La generación siguiente de grandes artistas parisinos, Picasso a la cabeza, se volverán con añoranza hacia aquel mundo, que nunca queda del todo atrás.

Jaume Plensa

MACBA, hasta el 22 de abril

Una exposición fundamental, sin duda una de las más importantes durante el 2019 en la ciudad de Barcelona, es la que se centra en la obra de Jaume Plensa (Barcelona, 1955). Escultor internacionalmente reconocido y galardonado con importantes premios, su obra evidencia una amplitud de influencias culturales e intereses antropológicos

antropológicos -filosofía, música, religión- disciplinas puestas al servicio del conocimiento del ser humano. “Su objetivo no es construir objetos -explican los organizadores, sino desarrollar relaciones e incluirnos a todos en ellas”. La exposición, comisariada por Ferran Barenblit, incluye obras de diversas épocas, desde los años 80 a la actualidad. La sabia ubicación de las mismas da a entender la amplitud de la mirada de Plensa, que no se conforma con la representación de la figura ni tampoco se recrea en su completa desaparición. La tensión dialéctica, elemento fundamental de su arte, da pie a la reflexión: el espectador, al que se aleja de soluciones definitivas, se halla invitado a definir su propio lugar a partir de la obra y con relación a sí mismo. Plensa ha explicado que "la escultura es una manera extraordinaria de plantear preguntas" y que, gracias a la duda, a la formulación de interrogantes, el ser humano avanza. No son enigmas, lo que propiamente plantea su obra, pero sí confrontaciones con el potencial de significación que cada persona atesora. Arte con mayúsculas, el de quien en no pocas ocasiones nos habló Eugenio Trías, ese otro partidario de la experiencia estética como fuente de autoconocimiento.

París en Parés

Sala Parés, hasta el 5 de febrero

Una de las galerías con más historia de la ciudad de Barcelona ofrece, hasta el 5 de Febrero, una maravillosa muestra pictórica bajo el título “Parés a París. À la recherche de la Ville Lumière”.

Más allá de proximidad homofónica -que parece anunciar una empatía en el ámbito propiamente artístico- la exposición reúne la obra de algunos de los principales creadores catalanes que en torno al cambio de siglo tuvieron la ocasión de visitar o establecerse temporalmente en la llamada “ciudad de la luz”, metrópolis de referencia para los creadores de todo el mundo. Los organizadores así lo explican: “Muchos de los artistas que marchaban a París en busca de inspiración y experimentación pictórica regresaban repletos de nuevas ideas y, en ocasiones, de obras ya ejecutadas para dar a conocer al público barcelonés su evolución artística. Algunos se vincularon a Sala Parés, que se convirtió en uno de los lugares de privilegio para apreciar qué producían los catalanes afincados en París”. Pensamos en nombres tan reconocidos como Ramon Casas, Isidre Nonell o Santiago Rusiñol -por mencionar sólo a tres- cuyas obras (entre las cuales, respectivamente: La grasse matinée, Étude. Gitana o El bohemi. Retrat d’Erik Satie) pueden contemplarse en la galería barcelonesa.

MES SIGUIENTE>

< MES ANTERIOR  MES SIGUIENTE>

Sé el primero en recibir las novedades de la agenda cultural: