Copito de Nieve es una de las nuevas figuras de cera que ha llegado al museo.

El Museu de Cera reabrirá el 4 de diciembre con Copito de Nieve

La nueva empresa gestora del Museu de Cera de Barcelona ha anunciado ya oficialmente la fecha de reapertura. Será el próximo 4 de diciembre, tras una inversión de seis millones de euros.

Las figuras de Copito de Nieve y de la activista Greta Thunberg serán dos de las estrellas de la nueva etapa del Museu de Cera de Barcelona. Tal y como adelantó The New Barcelona Post, el museo reabrirá sus puertas en diciembre, tras una remodelación integral que ha supuesto una inversión de seis millones de euros y que se ha prolongado a lo largo de nueve meses.

 

La nueva empresa gestora, Advanced Leisure Services (ALS), prevé recibir a los primeros visitantes el próximo día 4 con el objetivo de ofrecerles “una nueva experiencia” basada en la tecnología y en la renovación del catálogo de personajes, que incluirá a iconos de la música, el deporte, el cine, la cocina o la historia. Así, habrá incorporaciones, como las de Copito de Nieve y Thunberg, y también se volverán a exhibir algunas de las figuras históricas del museo, ubicado en La Rambla.

Copito de Nieve y Greta Thunberg, a las puertas del museo, en el Passeig de la Banca.

Se prevé que el museo exhiba 120 figuras distribuidas en 28 escenarios diferentes en el histórico edificio del Passeig de la Banca.

“El museo nace de un claro compromiso con la ciudad y con el espacio que le rodea y pretende ayudar a recuperar La Rambla como un espacio de ocio y cultura familiar para la población de Barcelona y ser un atractivo para aquellos que nos visitan”, afirma Ángel Díaz, director de negocio del proyecto y presidente de ALS.

El director creativo del nuevo museo es Toni Cruz, excomponente de La Trinca y expresidente del grupo de producción audiovisual Gestmusic Endemol. “Queremos presentar el Museu de Cera del siglo XXI, con un concepto innovador y moderno, donde se apuesta por la tecnología para crear un espacio con experiencias interactivas y una filosofía selfie-friendly que garantice la mayor y más memorable experiencia para todos los visitantes”, afirma Cruz.